-------------- Poesía que no es cursi --------------

Hiperventilación

 



                     Resucitan los muertos sin saber cómo,
                     cuando camino sola por la calle,
                     y me cruzo con rostros que tienen algo de ellos.
                     Espaldas y hombros que han roto mi tranquilidad,
                     mis ojos sujetos a sus nucas (¿son acaso?).
                     Recuerdo que en algún momento estuvieron en un presente:
                     muchos tenían gato,
                     otros coche, 
                     otros jardín.
                     Pero siempre, siempre, invariablemente,
                     rememoro cuando si anduviera aún por allí,
                     dónde estaba el baño, dónde la cocina, 
                     cuáles son los platos que cocinaron para mí,
                     y sobre todas las cosas del mundo
                     en qué esquina nos alojaba la cama.





                  




Comentarios

Los ojos que se cruzan con otros ojos, ¿verdad que nunca nos atrevemos a afirmar con palabras lo que piden nuestros ojos a otros ojos?

jo,las nucas y las camas...

Me suena a veraneo en la vieja casa del pueblo, ¿me equivoco?

Me ha gustado. Saludos

Añadir un Comentario: